juego patológico

EL SENTIDO DEL TRABAJO

Posted on Actualizado enn

Hay ocasiones en que el trabajo es tan alienante, tan inhumano, tan insufrible que el ganar dinero llega a perder su sentido. No estamos luchando, al menos en el mundo occidental, por sobrevivir. Estamos luchando en la mayor parte de los casos, especialmente en el caso de las personas que juegan hasta el punto de poder considerar que tienen un trastorno psiquiátrico, por mantener o mejorar nuestro estado de bienestar, nuestra buena vida.

El problema es que cuando el trabajo no permite desarrollar esa buena vida, porque estamos tan agotados que no nos quedan energías, ni ganas, de dedicarle tiempo y esfuerzo a vivir, a hacer algo con ese dinero, mas allá de comprar cosas, entonces, puede que tomemos contacto con cosas como el juego de azar. Esta actividad requiere en la mayor parte de los casos muy poco esfuerzo para poder ser realizada. Los jugadores, especialmente los de máquinas recreativas, no tienen que pensar demasiado, donde jugar. Por algo será que las máquinas recreativas son las que mas ingresos reportan. No tienen que prepararse para esta actividad, no tienen que contar con nadie, y el esfuerzo empleado para ello es mínimo.
Y lo mejor de todo, es que jugando se puede cerrar el circulo, de forma que la necesidad de dinero que tarde o temprano va a tener el jugador, conseguirá a su vez, que la necesidad de trabajar aumente, junto con la energía y la motivación para hacerlo. Por eso no es extraño que el jugador se de “atracones” brutales de trabajo, especialmente si es autónomo. Tampoco es raro que se sienta extraño en el trabajo, cuando ha conseguido romper el circulo vicioso en el que andaba entrampado. Esa extrañeza, proviene del hecho de que una vez ha pasado un tiempo desde que ha dejado de jugar, la necesidad de tener y manejar dinero, disminuye, y por tanto la energía para trabajar, la motivación, también, con lo que es posible, que si realiza un análisis en profundidad, pueda descubrir que el dinero que ha gastado en juego, lo utilizaba precisamente para poder soportar el trabajo.
Esto es relativamente frecuente, y es fácil de deducir, cuando se descubre que la conducta de juego se realizaba especialmente en días laborables y sobre todo en intervalos o momentos de espera en el trabajo. Por eso, creo que entre los autónomos, especialmente entre los comerciales, este problema es una auténtica plaga.
“Doctor, devuelvame mi depresión, no ve que mis amigos se apartan de mi” Joaquín Sabina.

Anuncios

EL JUEGO COMO FORMA DE NARCOSIS

Posted on Actualizado enn

“-¿Que significa el arte de ensimismarse?¿que es el abandono del cuerpo?¿que representa el ayuno?¿que se pretende al detener la respiración?. Se trata solo de huir del yo.Es un breve escaparse del dolor del ser, una breve narcosis contra el dolor y lo absurdo de la vida. La misma huida, la misma breve narcosis encuentra el arriero en la posada cuando bebe algunas copas de aguardiente de arroz o de leche de coco fermentada. Entonces ya no siente su yo, ya no experimenta los dolores de la vida; en aquel momento ha encontrado una breve narcosis. Dormido sobre una copa de aguardiente de arroz alcanza lo mismo que Siddharta y Govinda después de largos ejercicios; escapar de su cuerpo y permanecer en el no ser. Así sucede Govinda.”

Siddharta de Hermann Hesse.

El jugador no obtiene su narcosis, su anestesia mediante la ingesta de alcohol, la obtiene mediante la repetición de su OM, reconvertido en gesto y en apuesta.
El objetivo del jugador es por tanto la narcosis, la anestesia.

ARTÍCULO EN EL DIARIO PÚBLICO.ES

Posted on

Si quieren ver la noticia, pinchen aquí: http://www.publico.es/048358/riesgo/ludopatia/crece

SORPRENDENTE MACROENCUESTA EN EEUU

Posted on

Recuperación natural y búsqueda de tratamiento en el juego patológico: Resultados de dos encuestas nacionales en USA. (Natural recovery and treatment-seeking in pathological gambling: Results of two U.S. national surveys.)

AMERICAN JOURNAL OF PSYCHIATRY. 2006 FEB;163(2):297-302.

Sí, están leyendo correctamente, la fuente es fiable, y da mucho que pensar sobre el problema de las definiciones diagnósticas. En la crónica de las jornadas sobre juego patológico en la fundación Gaudium, los profesionales que acudimos estábamos básicamente de acuerdo en que existía una realidad que no estábamos constatando al tratar con este problema. Con esta encuesta empezamos a hacerlo. Habrá que ver su fiabilidad y validez, pero en principio promete…Les presento a continuación un resumen del artículo.
Espero que les sea de utilidad.

“El juego patológico está descrito en el DSM-IV como un trastorno crónico y persistente, pero los recientes estudios longitudinales de la comunidad han resaltado la naturaleza transitoria de los problemas relacionados con el juego, preguntándose si esta caracterización es correcta. Esta reciente evidencia de un alto porcentaje de recuperación junto con los bajos porcentajes de búsqueda de tratamiento para el juego patológico, sugieren que la recuperación natural podría ser común. El propósito de este estudio fue documentar los índices de recuperación, búsqueda de tratamiento, y recuperación natural entre individuos con trastorno por juego patológico DSM-IV en dos grandes encuestas nacionales en Estados Unidos. Se estimó el predominio de la recuperación, búsqueda de tratamiento, y recuperación natural entre los individuos del Estudio de la Conducta e Impacto del Juego (N=2,417) y la Encuesta Epidemiológica Nacional sobre Alcohol y Condiciones Relacionadas (N=43,093) los cuales manifestaron una historia de por vida de trastornos de juego patológico DSM-IV (N=21 y N=185, respectivamente). Entre los individuos con una historia de por vida de juego patológico DSM-IV, un 36 – 39 % no presentaron ningún problema relacionado con el juego en el último año, incluso cuando sólo el 7 – 12% había buscado tratamiento formal o acudido a reuniones de Jugadores Anónimos. Aproximadamente una tercera parte de los individuos con trastornos de juego patológico en estos dos estudios nacionales en Estados Unidos se caracterizó por una recuperación natural. El juego patológico no siempre conlleva un curso crónico y persistente. Un porcentaje considerable de individuos con una historia de juego patológico eventualmente se recupera, la mayoría sin tratamiento formal. Los resultados de estas dos amplias encuestas epidemiológicas podrían revertir el juicio sobre el trastorno por juego patológico”.